Slide 1

Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Balchik, ciudad antigua y moderna

Valora este artículo
(0 votos)

 «¡Balchik! Panoramas de encanto. En la lontananza, el mar: enigmático, azul como el cielo, siempre inquieto y siempre radiante. Y encima, los farallones que tienen el color de ceniza plateada»

  Palabras de la reina rumana María Alejandrina Victoria de Edimburgo, en entrevista concedida al periódico Dobrudzha en 1929. Cinco años antes, María se había enamorado del pedacito de tierra búlgara emplazado a orillas del Mar Negro, y construyó allí su residencia veraniega. En aquella época la parte meridional de la extensa llanura de Dobrudzha, donde se encuentra la ciudad de Balchik, estaba dominada por Rumanía. Hasta hoy día, la primera asociación que hacen los turistas al visitar la llamada ciudad blanca, como se le conoce a Balchik por las grandes rocas de caliza sobre y entre las que se ha posado, es con el Palacio de la reina rumana María y con su precioso Jardín Botánico.Balchik-1 (1)

  Balchik-1 (2)Balchik tiene una historia muy antigua. Fue fundada en el siglo VI antes de Cristo por colonos jónicos, sobre las ruinas de un poblado muy anterior conocido como Kruni, que quiere decir Manantiales. Según los cronistas, dos siglos más tarde, después de un presagio de los dioses, las olas sacaron a la costa de blanca arena una estatua del dios Dionisos, la ciudad recibió un nuevo nombre: Dionisópolis, y el dios del vino fue proclamado su protector.

  En la Antigüedad, la villa conoció un auge impresionante. Al pasar junto a sus costas, el célebre poeta romano Ovidio exclamó en versos: Te saludo, ciudad de piedras blancas, admiro tu belleza inigualable. En los siglos VIII y IX después de Cristo, la villa conoció un nuevo período en su desarrollo, relacionado con el establecimiento de los búlgaros del famoso khan Asparuj, que edificaron las inexpugnables murallas y torreones de la medieval plaza de Karvuna, convertida en ciudadela del nuevo Estado búlgaro.

  Desde comienzos del siglo XVI, la ciudad tuvo su actual nombre, Balchik, y fue uno de los importantes centros administrativos y portuarios del Imperio Otomano. Los vetustos templos, las fuentes antiguas, las empinadas callejuelas empedradas, conservan el espíritu de los siglos pasados. Todo este decorado, combinado con sol, espuma de mar y muchísimas flores, hace que el espíritu romántico de la ciudad sea completo. Aquí ustedes van a descubrir el sosiego y el silencio que encontramos cada vez menos en las grandes urbes.Balchik-1 (3)

  Balchik-1 (4)Y en el Jardín Botánico, famoso por sus plantas y variedades arbóreas raras y exóticas, hallamos una confirmación de las impresiones de la alemana Melany que está de vacaciones en la ciudad de Balchik, junto con su esposo Mark: Estamos de vacaciones en Balchik desde hace una semana. Es una ciudad pequeña, pero muy hermosa. El Jardín Botánico es un lugar ideal para pasear, sobre todo al atardecer. Cuando yo tenía diez años, llegué con mis padres de vacaciones a Bulgaria, sólo que estuve en otra ciudad. Por esto, no puedo hacer comparaciones contundentes. Lo único que se me ocurre es que he podido comprobar que el helado búlgaro de hoy está mucho mejor que el de entonces. Me ha gustado también la cocina búlgara, especialmente la ensalada mixta y el plato de pimientos asados con tomates y queso blanco. El paseo por excelencia de Balchik comienza en el Palacio de la reina rumana María y llega al puerto de yates, el más grande de Bulgaria. La villa es, desde siempre, un fuerte polo de atracción para los artistas.

  Balchik-1 (5)Bienvenidos a nuestra ciudad visitada por cientos de miles de turistas al año, dice el alcalde de Balchik Krasimir Mihailov. Este año hemos registrado un aumento muy grande de los turistas procedentes de Polonia, Eslovaquia, la República Checa. El número de visitantes que llegan de nuestra vecina septentrional Rumanía se ha cuadruplicado. Además de rica historia y románticas playas, Balchik ofrece a sus huéspedes la posibilidad de someterse a un tratamiento balneológico y a base de lodo curativo en el centro llamado Tuzlata. Es una localidad muy popular por sus lagos salados, que están junto al mar, explica el alcalde. Es una localidad muy exótica y prácticamente virgen. De estos lagos se saca un lodo especial, usado desde hace siglos con fines terapéuticos, dice el alcalde de Balchik.

Leer 1059 veces
Más en esta categoría: El Palacio de Balchik »